FANDOM


La historia del cannabis se remonta muchos siglos atrás, y aunque siempre se ha pensado que es una planta de origen americano, la realidad es que el origen real está ubicado en Europa y Asia, sobre el 2600 a.C., aunque existen ciertas evidencias que podrían revocar su uso desde el 8000 a. C..

Uno de los primeros usos descubiertos del cannabis fue el de la fabricación de tejidos a base de sus fibras, un ejemplo de ello son las velas de los barcos tripulados por Cristobal Colón en su expedición. Aunque estos tejidos llevan fabricándose desde el 6000 a. C..

Cañamo-1

Otros usos que mencionaré en futuros artículos son el medicinal, recreativo, somnífero y relajante muscular, además de ser un instrumento en ceremonias religiosas.

El cannabis es una planta de tamaño de medio a alto, recta, de floración anual, originaria de Mongolia y la zona sur de Siberia. Es una planta dioica, es decir, que hay plantas machos (polen) y plantas hembras (óvulos).

Actualmente, por las características físicas de la planta y por su efecto, se sugieren tres subespecies: Cannabis sativaCannabis indica y Cannabis ruderalis. La Cannabis indica contiene mayor THC (tetrahidrocannabidol) que las demás, las cuales sus niveles de CBD (cannabidiol) son más altos.

La marihuana y sus derivados, por ejemplo el hachís, son de las sustancias psicoactivas más empleadas. Su uso ha variado dependiendo de la cultura que lo utilizó, o lo sigue utilizando, que va de la producción de cuerdas hasta el uso medicinal o adictivo. El empleo del cáñamo para la elaboración de prendas de vestir, cuerdas y papel, y para hacer aceites y alimentos tiene más de 5.000 años; así lo constatan vestigios de tela hecha de fibras de cannabis encontrados en China y Turkestán. Se sabe, por la evidencia de vasijas halladas en Taiwán, que la utilización del cáñamo de la marihuana se inició en el antiguo período de alfarería. A la par del uso de las fibras de cáñamo, comenzó el interés médico por Cannabis sativa, desde la medicina tradicional del este hasta nuestros días. La aplicación del cannabis medicinal se puede observar en códices de la antigua China (2727 a. de C.) o en plantas de marihuana encontradas en tumbas de las regiones sur de Siberia y noroeste de China. Esto último sugiere que esta planta pudo haber sido parte de rituales religiosos y de entierros. Jiang et al descubrieron, en el cementerio de Jiayi, plantas de cannabis que parecían haber sido producidas localmente y organizadas y utilizadas como un sudario. Pruebas de carbono-14 fecharon los restos alrededor del 800 a. de C.

Tras extenderse por China, la marihuana llegó a Corea (2000 a. de C.) y a la India (1000 a. de C.), donde se usó para textiles, como fuente de alimentos y medicinalmente. En el 1400 a. de C. se extendió el cultivo a Oriente Medio. Los escitas, un pueblo nómada indoeuropeo, inhalaban la combustión de la marihuana para curar enfermedades y para rituales religiosos y festivos. Este pueblo llevó el cannabis al sur de Rusia y a Ucrania, y de ahí se propagó a Europa. Como refiere Heródoto (484-424 a. de C.), en Grecia se utilizaron prendas de vestir elaboradas con cáñamo de cannabis. Alrededor del 300 a. de C., los romanos y cartagineses se disputaban las rutas marítimas del Mediterráneo debido al gran valor comercial de materias primas, de especias e, incluso, del cáñamo. Posteriormente (100 a. de C.) se hace referencia a la elaboración de papel a partir de una pasta a base de celulosa de morera y cáñamo. Por lo tanto, se puede concluir que se ha conferido al cáñamo una gran importancia cultural. En Arabia, el médico Avicena (980-1037) mencionó el cannabis en su compendio El canon de la medicina. Hacia el año 1150, los musulmanes introdujeron el cáñamo en España con la finalidad de producir papel, se fundó el primer molino en la ciudad de Alicante y se intensificó el interés por la elaboración de textiles, vestimenta y cordelería. El cultivo y el consumo de marihuana eran una práctica común entre las culturas, por lo que pasaban de una cultura a otra sin ninguna restricción. Por lo tanto, debido a la influencia de Oriente Medio y la India, el cultivo de cannabis se propagó por toda Europa, Asia y África.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.